SERVICIO DIRECTO DE FABRICA A TODA ESPAÑA PENINSULAR MONTAJE INCLUIDO, CONSULTENOS
Slide background
Slide background
Slide background
Slide background

El sistema económico sin renunciar a la estética no acústicos, conjunto de paneles melaminicos de 50 mm de grosor, suspendidos de una guía instalada en el techo, que permite independizar una o varias partes de una sala para usos específicos.

No tiene ningún tipo de guía en el suelo. Monodireccionales con almacenamiento a uno o a ambos lados y fijación por pasadores a suelo.

Ajuste superior e inferior por medio de cepillos strip de nylon.

Módulos hasta 1.200 mm de ancho y 3.000 mm de alto máximo.

Cierre con pasador por cano lateral, macho en aluminio y hembra en goma para su cierre y ajuste.

Carros de desplazamiento

Construidos en acero, con rodamientos para un perfecto y suave desplazamiento de los paneles en las guías correderas.

MurosM4
Compacto-6
MurosM11
MurosM12
Compacto-4_small
Pulse en la pestaña para más información

MADERAS MELAMÍNICAS COLORES STANDARD

arceliso

Arce liso

sicomoroporo

Sicomoro poro

negrosoft

Negro soft

grisporrinosoft

Gris porrino soft

cerezocanela

Cerezo canela

blancoporo

Blanco poro

grisingles

Gris inglés

grisasoft

Gris a soft

Azulsoft

Azul soft

blancosoft

Blanco soft

blancoliso

Blanco liso

calabazasoft

Calabaza soft

Cremasoft

Crema

hayaclaraporo

Haya claro poro

Hayadeporo

Haya de poro

mukali2liso

Mukali-2 liso

nogalitalianoporo

Nogal Italiano

Peralporo

Peral poro

Rojosoft

Rojo soft

sapeliliso

Sapeli liso

Verdeecologicosoft

Verde ecológico

Verdesoft

Verde soft

Aluminiosoft
CONSEJOS PARA UN BUEN MANTENIMIENTO DE SUS MAMPARAS EN ALUMINIO LACADO

  • Limpiar periódicamente el aluminio lacado. La frecuencia dependerá de la atmósfera en la que se encuentre la construcción aunque, en cualquier caso, se debería hacer por lo menos una vez al año.
  • La limpieza se debe hacer utilizando una disolución al 5%, en agua clara, de un detergente o jabón neutro y empleando una esponja, trapo de cuero o paño húmedo, evitando la presencia de cualquier elemento que pueda rayar el acabado (arena en el agua, polvo, etc.)
  • No utilizar productos de limpieza agresivos. No utilizar materiales abrasivos, disolventes orgánicos o detergentes de los que se desconozca su composición química.